Nuestra familia animal también merece cuidado en estos tensos momentos.

Vivir en un país sísmico ha significado que tengamos que prepararnos mental y materialmente para cualquier emergencia. Lo primero es siempre resguardar a cada miembro de la familia, comenzando con los más vulnerables, como niños o ancianos. Pero los que tienen mascotas en su casa deben saber que hay a un miembro de la familia más, que también merece atención en esos momentos.

Aquí compartimos algunos consejos.

1.- Ten un plan de emergencia preparado:
En caso de temblor o terremoto, es muy importante que pienses antes y tengas preparado un plan de evacuación. Primero resguarda a la familia y luego busca a tu mascota y asegúrate de que no se escape de la casa con el susto.

2.- Ten siempre a mano una jaula de transporte:
Muchas mascotas no tienen este útil accesorio porque nunca salen de sus casas, pero es importante comprar uno y tenerlo en caso de emergencia. Durante el temblor, pon a tu perro, gato, hurón o cualquier mascota en su jaula para luego poder evacuar si es necesario.

3.- Prepara un botiquín para tu mascota:
Así como cada casa debe tener su botiquín de primero auxilios para los humanos, las mascotas también deberían tener un bolso de emergencia. Debe tener comida, agua y un recipiente. También las cosas básicas de primero auxilios por si se hiere, como alcohol, vendas, algodón y remedios, si es que los necesitara.

4.- Asegura a tu animal previamente:
Un collar con tu número y tus datos es muy importante en caso de que se pierda.

5.- Mantén la calma:
Los animales son muy perceptivos de nuestras emociones. Si nos mostramos inquietos o desesperados, ellos también lo estarán. Por eso es muy importante mantener la calma en todo momento. Esto te ayudará a evitar accidentes, tanto a ti, a tu familia y a tu mascota.