Siete pasos para incorporar una mascota al hogar

  1. Al llevar a la nueva mascota al hogar será necesario colocarlos en distintos sitios de la casa donde no puedan tener contacto. Esta situación le da a las mascotas seguridad respecto al lugar que ocupan sin sentir celo alguno del otro.
  2. El paso siguiente consiste en hacer que las mascotas se conozcan pero de una manera especial y lentamente. En este caso es preciso tomar un trapo viejo y frotarla sobre la nueva mascota para llevársela a nuestro animal habitual junto a ella para que conozca su aroma y pueda acostumbrarse.
  3. Durante algunas horas será necesario mantener la misma situación y al cabo de dos o tres horas deberá cambiar de lugar a los animales. Es decir, poner cada uno en la habitación donde se encontraba el otro. Y esta vez dele a su nueva mascota un trapo con olor del primero.
  4. Con el fin de hacerles saber a las mascotas que cada uno tiene su lugar el paso siguiente tiene que ver con alimentarlos cerca el uno del otro separados por una puerta. Para ello coloque el plato de alimento pegado a la puerta para que ambos sepan que pueden alimentarse sin sentirse amenazados por la presencia del otro.
  5. En este proceso es posible que los animales se sientan inquietos y curiosos por oler al otro animal, pero al cabo de unas horas notará que esa actitud va ir disminuyendo.
  6. Para continuar con este proceso de adaptación el siguiente paso consiste en hacer que los animales se conozcan aunque sin la posibilidad de tocarse. Para ello es aconsejable dejar uno de cada lado separados por un portón o un vidrio. Si notas que la situación se pone tensa puedes ir calmándolos premiándolos con comida para que su atención se desvié y se sientan más cómodos ante la presencia del otro dejando los celos de lado y así lograr la amistad entre perros y gatos.
  7. Cuando consigas que ambos animales se sientan calmados y relajados ante la presencia del otro entonces ya es momento de un primer encuentro físico. Si no se siente seguro ante el comportamiento del perro que por lo general tienden a actuar más agresivamente puede sostenerlo con una correa siempre acariciando a ambos animales para darles seguridad.