Portal Mayor

Sus mascotas en las mejores manos. Amplia experiencia en atención de mascotas en urgencias y tratamientos de alta complejidad. 3 médicos veterinarios disponibles siempre para la atención de sus mascotas.

Urgencias

Atención las 24 horas del día para las urgencias de tus mascotas.

Especialidad Felina

Única clínica de la comuna de Peñalolén que posee hospital y personal médico especializado en felinos.

Traumatología

Más de 15 años de experiencia en traumatología y clínica traumatológica.

Dermatología

Más de 15 año de experiencia para entregar el mejor diagnóstico a tu mascota.

Células Madres

Tratamiento innovador para combatir enfermedades degenerativas y envejecimiento en perros y gatos.

Los gatos en su hábitat

Los gatos son de las mascotas para las que existen más soluciones que satisfagan sus instintos naturales. Una de las razones de esto es que los gatos suelen ser de los que más inconvenientes generan a la hora de estropear muebles del hogar. Para ello se crearon artículos como los rascadores, que tienen multitud de formas y tamaños. Estos artículos han ido evolucionado hasta crear auténticos árboles rascadores, con diferentes zonas para que los gatos satisfagan sus instintos felinos: balancines para colgarse, cuevas donde sentirse refugiado, superficies rascadoras, o diferentes alturas desde las que estar en alto, poder escalar y saltar.

La razón por la que los gatos arañan se debe a que les produce mucho placer sentir cómo se estiran las uñas al arañar. Para esa sensación es ideal el material con el que está hecha la superficie destinada a que la mascota arañe en los rascadores: fibras de sisal, una materia prima que se extrae de la pita. Este material tiene la peculiaridad de que al estar compuesto de pequeñas fibras, les provoca a los gatos ese placer en las uñas; y a la vez, también les encanta el ruido que hacen las pequeñas hebras al romperse.

Ese pequeño ruido es otro de los elementos que estimulan el instinto del gato, ya que el oído es el sentido que más emplean los gatos a la hora de cazar. El ruido que forman estas fibras al romperse, evoca en el gato la sensación de caza y le crea el doble estímulo placentero que hace que les encante. También los túneles para gatos, algunos de ellos forrados con celofán en busca de ese ruidito, se basan en esa sensación para satisfacer los instintos felinos.

Comments are closed.